La revolución de los contenidos

Ya sean B2B o B2C, al día de hoy todas las marcas tienen en marcha algún tipo de estrategia de contenidos. Pero el verdadero reto a la hora de configurar este tipo de estrategia es posicionar correctamente el “Brand” en los contenidos. Desde inexistente a omnipresente ¿Dónde debería estar tu marca?.

Marca...contenido. Conceptos confusos

No obstante la similitud, Brand Content y Content Marketing no deberían confundirse, sin embargo muchas marcas los siguen mezclando. ¡Aquí estamos para ayudarte a distinguirlos!.

Branded Content es un término creado por los publicistas cuando se dieron cuenta que sus estrategias necesitaban evolucionar…para no marchitarse y morir. El Branded Content es el concepto sobre el que se basa una campaña: es decir, que no hay un producto editorial dedicado a su público, sino más bien se apuesta en gran medida en la colocación de los productos.

Por otro lado, el Content Marketing se basa en relaciones: se nutre del interés y los gustos de tu público objetivo, proporciona información valiosa manteniendo invisible el producto en sí. Resumiendo, como marca no hablas de ti misma sino que creas contenidos que inspiren al público a ponerse en contacto contigo. No hay una forma correcta o equivocada de hacerlo. Todo depende de tu estrategia y de tus objetivos, pero no es mala idea empezar aclarando y definiendo tu estrategia.

Content Brands

Muchas planificaciones empiezan como la típica campaña de Branded Content, pero pronto se transforman en Content Marketing. Y en parte, esta es la razón que ha llevado a muchos a confundir las dos estrategias.

La marca Sanofi ha ganado este año en Francia el “Prix du Brand Content”, por la campaña “Team de Nuit” (equipo de la noche). La campaña se inició de manera estándar con una web dedicada a promover su somnífero “Novanuit”. Posteriormente, la campaña se desarrolló con la creación de una comunidad digital de insomnes, moderada por profesionales que enseñaban a las personas a dormir mejor. En poco tiempo, se consiguió establecer una relación de confianza entre los componentes de la comunidad y la presencia de la marca pasó a ser cada vez menos evidente. La clave en esta campaña y la conclusión que podemos sacar de ella es que las menciones de las marca no deben ser lineales, si no que ésta debería aparecer solo en el momento apropiado y ser retirada cuando la impresión ha sido exitosamente recibida.

Según el experto en Marketing Andrew Davis, los comunicadores deberían olvidarse completamente del Banded Content y centrarse en la creación de nuevos contenidos. En un mundo “opt-in world” el futuro será de los comunicadores que sepan aprovechar el poder de los suscriptores, que valoran las relaciones a largo plazo por encima de las opiniones, las impresiones, o los me gusta.

Al targetizar los nichos y al explotar determinadas lagunas en los contenidos, los comunicadores pueden construir contenidos de marca que sean capaces de hablar a los consumidores en su propio lenguaje. Esto requiere un contexto rico en contenidos y en significados, dispuesto a veces a dar pie a controversias, pero que crea un valor real para todos los participantes.




Search article